2014/08/23

ANTZUOLAKO `MARRAGA´ GREMIOA


Esan dezagun hasteko "márraga" ardi artilez egindako oihala zela, baina berez oso trauskila zena, ez kalitate handikoa, batez ere Europako iparraldean garai hartan ekoizten zirenekin alderatuz gero.

Hala ere, XVIII. mendearen bukaera arte ospetsua izan zen bere industria Gipuzkoan, eta Antzuolakoa kasu, oso ezaguna.

Antzuolako "marragagintza" barruan dugun lehendabiziko aipamen historikoa  XVI. mendekoa da. Herriko parrokiaren artxibo historikoan aipamen ugari dauzkagu XV-XVI. mendeetan herrian zeuden ogibideen inguruan, eta horietatik, artisautza eran, oihalgintzan (Pedro de Otamendi, 1499; Pedro de Eizaguirre, 1500; Pedro de Lascurain, 1508...) eta kapagintzan (Pedro de Aizaga, 1499; Juan Miguelez de Loyola, 1500; Martin Ruiz de Yrala, 1504...) zihardutenen kopurua dezentekoa da. Are gehiago, orduan ere, bere produktuak Frantziara kanporatzeko arazoak gero eta handiagoak ziren, izan ere Gipuzkoan bertan produktu hauen urritasuna nabaria zen. Beraz, ezin uka bere zeregina oso garrantzitsua zela probintziarentzat.

Ondorengo aipamena XVII. mendearen bigarren zatikoa da, 1662koa, zuzenago esanda. Dokumentua bitxia da, bertan adierazten zaigulako oihalgintza mota hau ogibide garatu bat zela gure herrian, eta, gainera, ikasi nahi zutenentzako aukera ere egon bazegoela, batez ere aintzat badugu kaleko etxeetan nahiz baserrietan denontzako ogibiderik ez eta, "segundoiak" beste ofizio bat ikastera joan behar izaten zirelako.

Badirudi gauza bera gertatu zitzaiola Arrasatekoa zen Juan de Egurrolari, izan ere hitzarmena egin zuen antzuolarra zen Domingo de Asurmendi maisuarekin berak erakutsi ziezaion marragero eta kapagintzan ofizioa. Halaxe, biak, notarioaren aurrean zera hitzartu zuten:


" Se concertaban y concertaron… que Juan de Egurrola se haya de servir y sirviera al dicho Domingo de Asurmendi en su oficio de marragero y capería en cuatro años y medio que corren desde hoy de la fecha de esta carta en adelante sin hacer suya ni ausencia alguna, y caso que la hiziese el dicho Juan de Egurrola le volverá a casa del dicho Domingo y en efecto le satisfará y pagara todos los daños costas y menos cavos que por causa de dicha ausencia… y mas lo que hubiere comido y hubiere gastado con el dicho Juan en vestido y calzado… Y es condición de que el dicho Domingo le ha de ocupar al dicho Juan durante cuatro años y medio en trabajar en dicho oficio y enseñarle en lo que pudiere y le dará el sustento necesario y lo que pudiere romper así su vestido de sayal como abarques o zapatos durante el dicho tiempo. Y al fin le ha de dar 100 reales de vellón y un sombrero de valor de 12 reales o dinero como más qisiere el dicho Juan, y unas medias de cordellate del color que quisiese y una camisa de hilo de estopa gruesa. Y el dicho Domingo se obligó a ello… y ambas partes respeten… Otro si el dicho Domingo le dará al dicho Juan la bula durante el dicho tiempo de este arrendamiento". Iturria: GPAH 1/0794 (05/04/1662)


Beraz, esan daiteke XVII. mendearen bukaerarako industria hau garatua zegoela Antzuolan, baita bere ekoizpenaren komertzioa ere:
  
"Parecieron presentes Francisco de Santa Cruz, vecino de la villa, y Francisco de Yrala, por otra… dijeron que se concertaban y concertaron que el dicho Francisco de Santa Cruz le hará de tomar y requirirle al dicho Francisco de Yrala todas las piezas y marraga que durante un año hiziese y labrare contando desde hoy día en adelante, siendo las dichas piezas y marraga de toda satisfacción y ha de llevar de anchos tres cuartas y tres dedos; y cada pieza ha de llevar 80 varas; y entre dichas piezas hayan de ser tres de ellas blancas y todas las demás de marraga ordinarias; y le haya de dar y pagarle como le fuere entregado dichas piezas y marraga. Por cada vara nueve cuartos y medio de vellón por dicha márraga ordinaria, y por las dichas tres piezas blancas por cada vara diez cuartos y medio. Y si el dicho Francisco de Santa Cruz le ancargare al dicho Francisco de Yrala le haga algunas piezas de más de lo ordinario dos caminos. En tal caso le hará de satisfacerle al dicho Yrala lo que ellos ajustaren. A lo cual y cumplir lo de suso referido y de no entregarle el dicho Francisco de Yrala a otras persona alguna las marragas que hiciese y labrare durante e..l dicho año si no es al dicho Francisco de Santa Cruz. Y el suso dicho también le hará de recibirle al dicho Yrala toda la dicha márraga que así le entregare sin falta alguna y pagarle como se está dicho… conforme fuere entregando". Iturria:  GPAH 1/0794 (28/04/1669)

XVIII. mendearen bukaeran baina, krisialdia hautematen zen, eta hori adierazten  zen, adibidez, produktuari jarritako zergen inguruan gremiokoek adierazitako desadostasunean. Adibidez, Urretxu, Zumarraga eta Tolosako gremioekin batera, Antzuolakoaren haserrea nabaria izan zen garai hartan. Une honetan transkribatzen dugun dokumentuan bi datu dira aipagarri: alde batetik, Gaztelan eta Aragoin sartzeko aduenetan ordaindu beharreko zergak, eta, bestetik, antzuolar askorentzat zer suposatzen zuen industria honek, eta honek porrot egingo balu ze kalte ondorioa ekarriko liokeen Antzuolari.

1781eko maiatzaren 15eko eskutitz hohetan hori hautemango dugu, beraz:

 "Los fabricantes de lana de la N. y L. Villa de Antzuola, y en su nombre José Hilarión de Echalecu y José Manuel de Irala, apoderados y comisionados (...), aV.S. hacen presente: 
Que por orden superior comunicada sin duda a las Aduanasde los Puertos Secos se les empezó a exigir a principios del año próximo pasado de mil setecientos ochenta, cinco reales por cada pieza de a cuarenta y cinco o cincuenta varas de marraga que introdujesen en los reinos de Castilla. Y que este presente año se hallan con la novedad de haber subido este derecho a un real de vellón por cada vara. Siendo así que hasta dicha época había sido este género libre de todo impuesto, como elaborado dentro del distrito de V.S. con las primeras materias que produce el País (...), resultando a favor de su trabajo de elaboración y preparación la tenue ganancia de otro real de vellón, que no sufragaría a su subsistencia, a no observar el gremio una parsimonia económica yofrecer dicho oficio la comodidad ventajosa de emplearse en sus trabajos todos los individuos de la familia, desde el tierno niño hasta el anciano inválido.
En el día, con la alteración del impuesto que llevan referido, ha bajado considerablemente el precio de esta manufactura, de suerte que ambos exponentes y
otros diferentes del mismo oficio se han visto precisados a dejar sus géneros enla Aduana de Vitoria, para satisfacer con su total valor los derechos adeudados.
Y han exportado a la ciudad de Zaragoza una porción de piezas cuyos derechos importan más que lo que esperan del producto, que les resultará despuésde su venta, sin contar con los portes y viaje de sus personas.
De estos antecedentes es indubitable la ruina de la fábrica y de un número considerable de individuos que con este ramo de industria da salida las lanas bastas del País, fomenta la Agricultura, aumenta la población y beneficia a favor de su Patria una porción de dinero que circula.
Y privando esta providencia al País, de las ventajas que resultan al comercio interior y exterior, reduce unos útiles artesanos al estado de mendiguez y a las funestas consecuencias que acarrea la ociosidad y falta de destino (...). Suplican se digne representar a la Superioridad para que este género peculiar y privativo de su distrito tenga libre y franca su introducción, o al menos se modere el excesivo impuesto de un real por vara (...)".

Xabier de Munibe e Idiaquez (Peñafloridako Kondea, Azkoitian jaioa -1723- eta Bergaran hilda -1785-)

Honen aurrean, eta barneko industria babestu nahian, Peñaflorida Kontea berak ere adierazi zuen hobe zela Antzuolako marragarekin erabiltzea Abbeville (Frantzia) herrikoa baino.

Beraz, garai hartan marraga komertzioa ez zen gertuko beharretara soilik zabaltzen, baizik eta kanpoetara ere bai, nahiz eta horretarako bitartekariak behar izan, besteak beste Aragoin produktuak sartzeko:

Josef Marion de Echalecu, vecino de esta villa de Anzuola, digo que en el mes de febrero del año pasado entregué a don Alejo de Romero, vecino de la ciudad de Zaragoza, 48 piezas de marraga y entre ellas cuatro encarnadas en presencia de Jose Manuel de Yrala… quien también le entregó otras 48 piezas suyas para que los vendiera a los precios; y otros pactos que hize con dicho Romero e igualmente el dicho Yrala como contará como más extenso en el libro de su razón que existe en poder de Francsico de Jauregui, corredor, y vecino de dicha Zaragoza a que me remito. Y tengo entredicho que dicho Romero los vendió dichas piezas, y seidno así que dicho Yrala ha estado en dicha Zaragoza y esperaba que con éste me hubiera remitido el importe de las dichas márragas, y no lo ha ejecutado… Doy poder a Javier de Cabezón, vecino de la villa de Ausejo?? Ansejo??? En el Reino de Castilla para que en mi nombre… reciba y cobre  judicial o extra judicialmente de Romero el importe de dichas 48 piezas de márragas. Sobre los reales que tengo recibidos del susodicho para en parte de pago… Y si no los hubiera vendido las venda en dicha ciudad de Zaragoza o donde mejor le pareciere, y de lo que así recibiere del dicho Romero dé y otorgue carta de pago. Iturria:  GPAH 1/..... (09/03/1782)

Nola egin zion aurre jarduera honek XIX. mendeari? Hala nola, esan daiteke, nahiz eta mende hasieran oraindik "marraga" jarduera bat egon; hori da behintzat Antzuolako jarduera ekonimikoaz   Diccionario geográfico histórico (1802) liburuak dioskuna:    

"Los términos de su jurisdicción se extiende a tres leguas de circunferencia; el terreno es fértil y produce como unas 9000 fanegas de trigo y maíz, 3500 de castaña, bastante lino, habas, arvejas, y algunas manzanas. En sus montes hay muchas hayas y robles y con sus pastos se cría ganado vacuno; la ocupación principal de los naturales es la agricultura; sin embargo, hay oficiales de herrería, carpintería y cantería, y una fábrica de marraga bastas, en la cual se trabajan anualmente como unas 30.000 varas".

Urte batzuk beranduago, Madoz-ek eginiko Diccionario geográfico estadístico histórico de España y sus posesiones de ultramar por Pascual Madoz. Provincia de Guipúzcoa, Madrid 1835-1850, liburuan datu gehiago ematen baditu ere, funtsean, nekazal munduaren deskripzioa besterik ez du egiten, baina marragagintzaren garrantzia ere azpimarratuz:


"Productos: trigo, maíz, castañas, habas, judías, manzanas, nueces, lino y patatas. Y, los montes, poco arbolados, sirven para el pasto de ganado vacuno y lanar; y crían algunas liebres, perdices y tordas. La industria cuenta con cuatro molinos harineros y dos buenas fábricas de curtidos, y un crecido número de telares ocupados en la marraguería, cuyos efectos elaborados no sólo se expenden en los pueblos de Guipúzcoa, sino también en muchos de Castilla y Aragón".

Dena dela, gainbeheran zegoen aktibitatea zen, izan ere 1860ko otsailaren 20an, Gipuzkoako Diputazioak egindako industria jardueraren eskaera bati erantzunez, herriko udalak zera erantzun zion Diputazioari:

"No hay ninguna industria fabril, por haber desaparecido la poca que había en la fabricación de marragas".  (AAH, Aktak, 1860-1864).




Antzuolako errekak kutsatutako urak izan ditu garai ezberdinetan, eta arazo bat bihurtu zen herritarrentzat.

Hala ere, 1862ko abuztuaren 10ean eginiko udal batzar batean ematen zaigun albistea zertxobait kontrajarria ere bada, izan ere, herrian zegoen ur arazoa zela eta, zera erabaki zen:

"impedir que ningún marraquero se le permitiese lavar lana y sacudir hilados de tinta en el río que pasa de la población hasta el molino Errotaberri situado en Calebarren. En este estado se suspendió la discusión sin resolver cosa alguna".

Are gehiago, zazpi egun beranduago, beste udal batzar batean, herriko industriari buruz Diputazioari bidali beharreko datu batzuetan, aktibitate hau azaltzen da: "Hay también varios tornos o ruedas pequeñas que se mueven a mano para hilar lana y alguno que otro para el tejido de la misma clase e hilo de lino". 

Beraz, gutxi batzuk oraindik mantentzen zuten marragak egiteko jarduna.

"Marragagintzaren lekukoa larrua egiteko jardunak hartu zuen.

Dena dela, esan daiteke ordurako jarduera hau desagertuta zegoela, eta zegoena testimoniala besterik ez zela. Une hartan, gainera, larrugintzarekin loturiko jardunarekin lanean hasi ziren Antzuolan antzuolarrak, baina hau beste historia bat da.


Informazio gehiago:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada